Viscosímetro de Hoppler: ¿qué debes saber?

viscosímetro-de-brookfield
Viscosímetro de Brookfield | Todo lo que necesitas saber
julio 12, 2021

¿Quieres saber más sobre el viscosímetro de Hoppler?

En Net Interlab entendemos que comprender qué son los viscosímetros puede ser algo complejo. Existen distintos tipos de aparatos que se pueden utilizar en los laboratorios para conocer la viscosidad de los líquidos; sin embargo, queremos ayudarte a ampliar información para que conozcas más sobre este fascinante tema.

Si quieres saber más, también puedes visitar los siguientes enlaces:

¿En qué consiste un viscosímetro?

aplicaciones-viscosímetro

Los viscosímetros son aparatos increíblemente útiles los cuales permiten medir y determinar el grado de viscosidad de un fluido. Todos los tipos de viscosímetros tienen cualidades y características que los hacen únicos y diferentes. En este sentido, debes saber que su estudio data de hace más de 100 años, por lo que a pesar de lo que puedan pensar algunas personas, no se trata de una reciente investigación.

El hecho es que el estudio de la viscosidad fue formulada por primera vez por Isaac Newton, quien ideó formas para medir estos fluidos. No obstante, en 1884 Jean Léonard Marie Poiseuille mejoró la técnica para determinar el movimiento de los líquidos en las tuberías.

Como puedes observar, es un tema que tiene años de investigación, y aunque la tecnología moderna se ha incorporado  los viscosímetros de antaño para hacerlos más eficientes; lo cierto es que los modelos antiguos analógicos funcionan tan excelentemente como los digitales. Esto quiere decir que sin importar cuál escojas, obtendrás resultados.

La diferencia entre los viscosímetros, además del método, está en su margen de error, precisión, complejidad y capacidad de lectura de la muestra. En este sentido, entre los más eficientes, y el favorito de muchos investigadores y científicos, es el viscosímetro de Hoppler.

¿Qué es el Viscosímetro de Hoppler?

Tal como su nombre lo indica, el viscosímetro de Hoppler se trata de un aparato de laboratorio de alta precisión el cual está especialmente diseñado para determinar el nivel de viscosidad de los fluidos no Newtonianos y gases (con una esfera especialmente para diseñada para estudiar gases).

Su funcionamiento es increíblemente sencillo, lo que lo hace un aparato perfecto tanto para principiantes que están aprendiendo sobre la materia como para profesionales.

El viscosímetro de Hoppler tiene la capacidad de dar un resultado preciso gracias a la lectura de la velocidad en la que un objeto esférico cae sobre un fluido, se calcula el resultado al medir el tiempo que recorre en una distancia determinada.

Básicamente, la bola esférica caerá en una distancia de mediación previamente definida por los investigadores dentro de un tubo de cristal que posee una inclinación aproximada de 10°; dicho elemento tendrá en un interior la muestra a estudiar.

Cuando la esfera se desliza, los interesados en conocer la viscosidad de la muestra tendrán que utilizar un cronómetro para determinar el tiempo que invierte el objeto en pasar de un punto a otro. Este proceso tiene que repetirse varias veces para evitar cualquier tipo de error en los cálculos. El valor de la viscosidad luego se establece al realizar la fórmula h = k (r – r’) t.

que-es-un-viscosímetro-(1)

Aplicaciones y ventajas de un viscosímetro de Hoppler

El viscosímetro de Hoppler, tal como te comentamos con anterioridad, es un sistema de medición donde un objeto esférico recorre una distancia en un tubo que tiene cierto grado de inclinación. Esto en sí mismo es una de sus principales características ya que los demás tipos de viscosímetros tienen un sistema completamente diferente.

Este único sistema es el que permite que el Viscosímetro de Hoppler tenga múltiples ventajas con respectos a los otros. Su precisión es mucho más eficiente y precisa debido a la fricción generada por la caída de la bola esférica al contacto con el fluido. Por otro lado, esto mismo permite que su manejo y estudio sean increíblemente sencillos, razón por la cual es perfecto como elemento educativo/pedagógico.

Debido a su sencillez, tomar las mediciones de una muestra específica toma menos tiempo que con otros tipos de viscosímetros. Cabe mencionar que la muestra no se contamina en ningún momento del procedimiento debido a que no está expuesta a los elementos externos. Durante todo el procedimiento se mantiene completamente sellada.

Su diseño brinda la posibilidad de realizar un estudio específico con bolas esféricas de diferentes tamaños, por lo que el rango de medición puede variar y ajustarse a las necesidades de la investigación.

Aplicaciones

Los usos que le puedes dar al viscosímetro de Hoppler son múltiples porque se pueden ajustar a cualquier tipo de investigación. Hay muchas industrias que utilizan este elemento para medir la viscosidad de elementos como aceites y líquidos hidrocarburos, en el caso de la Industria de aceites minerales, y materias primas, glicerina, emulsiones, suspensiones, soluciones, como la Industria farmacéutica y cosmética.

Por otro lado, en la industria de la papelería se utiliza esta medición principalmente durante la creación de pigmentos, aditivos del papel y dispersiones de pigmentos. El viscosímetro de Hoppler también se puede utilizar en el desarrollo de pinturas, detergentes, barnices, tintas, barnices, acuarelas, tintas, etc.

Asimismo, la industria alimentaria se ve beneficiada pues este viscosímetro permite determinar la viscosidad precisa, reglamentaria y necesaria en alimentos como la miel, leche, zumos de frutas, cerveza, gelatina, azúcar, etc.

La industria petrolera y química no se queda atrás. Entre los usos más comunes se encuentra la medición de la parafina, aceite diésel, polímeros, soluciones de resinas, petróleo, soluciones adhesivas, látex, entre otros. Como puedes observar, son muchos sectores industriales los que se benefician con el viscosímetro de Hoppler.

Viscosímetro de Hoppler, elementos a tomar en cuenta

A pesar de su sencillez, el Viscosímetro de Hoppler arroja resultados increíblemente precisos sobre el grado de viscosidad de un fluido. Sin embargo, es importante señalar que los resultados deben comprobarse varias veces para realizar una medición exacta.

Un error en este proceso puede arrojar un resultado incorrecto que se traduciría en pérdidas para ciertas empresas y otras consecuencias graves. Un ejemplo de esto son los mecanismos que trabajan con cierto tipo de líquidos como aceites o refrigerantes. Si la viscosidad no es la adecuada, puede hacer que una máquina trabaje más de lo necesario, llegando a dañarla irreparablemente con el tiempo.

Si este post te ha resultado interesante, te animaos a seguir visitando nuestro blog, donde encontrarás más artículos como los siguientes:

Comments are closed.

Call Now ButtonLlámanos