Tipos de cromatografía: ¿cuáles existen?

Cromatografía-fluidos-supercriticos-net-interlab
Cromatografía de fluidos supercríticos: ¿en qué consiste esta técnica?
octubre 24, 2019

Ya sea para calcular las proporciones de todos los componentes de una mezcla o para alcanzar el estado más puro de una materia, es necesario aplicar algunos de los tipos de cromatografía existentes para lograr los mejores resultados en los análisis de laboratorio.

Pero, ¿cuáles son los tipos de cromatografía que existen? ¿Y cuál es más conveniente para ti? En Net Interlab te mostramos las cinco cromatografías más comunes en los laboratorios de análisis y sus principales características.

¿Qué es la cromatografía?

cromatografia-tecnica.net-interlab

La cromatografía es una técnica utilizada para separar las partículas de cualquier mezcla, con el propósito de identificar sus componentes y obtener el estado más puro de la materia.

Independientemente del tipo de cromatografía que apliques a tu investigación, cumple dos funciones básicas: la síntesis de componentes puros y la medición de los ingredientes de una mezcla.

Con el siguiente vídeo sabrás con detalle qué es la cromatografía, quién fue su precursor y cómo se lleva a cabo el proceso de separación de mezclas:

5 tipos de cromatografía

Dependiendo del proceso y la fase estacionaria utilizada para separar las partículas, existen diferentes tipos de cromatografía que se pueden aplicar en diversos ámbitos. Aquí te mostramos los cinco más utilizados en los laboratorios de análisis.

⇨ Cromatografía preparativa

Si necesitas identificar de forma espectroscópica las sustancias de una mezcla, debes proceder a la cromatografía preparativa. Este método consiste en recoger la muestra con una jeringa o tubo capilar para distribuirla sobre la placa del cromatógrafo.

Seguido de eso, el absorbente fragmenta los componentes y el analista los extrae con una espátula sobre un papel filtro. Cada componente debe ser sumergido de forma individual en el disolvente y repetir el proceso todas las veces que sea necesario para lograr la separación final.

Actualmente, es considerado uno de los mejores tipos de cromatografía que existen, debido a que logra separar los componentes de una mezcla de forma precisa y obteniendo un mejor resultado de pureza.

⇨ Cromatografía líquida en alta resolución

Este tipo de cromatografía se utiliza en el ámbito de la química analítica y la bioquímica. En él se procede a separar los componentes mediante las interacciones químicas entre la sustancia y la columna del cromatógrafo.

Durante el proceso de separación, el tubo se llena de partículas minúsculas bombeadas mediante un líquido de alta presión. Y si bien se considera uno de los métodos más completos, es también el más complicado de realizar, ya que se necesita un detector para lograr los mejores resultados.

⇨ Cromatografía de gases

En ocasiones, un investigador cree que una sustancia está compuesta por una sola partícula debido a su aspecto homogéneo. Pero en realidad, suele contener otras sustancias que interactúan entre sí y se complementan para formar la mezcla de un producto.

A modo de detectar la ausencia o presencia de un compuesto químico, es necesario examinar la mezcla con la técnica de la cromatografía de gases.  Esta consiste en la vaporización de una muestra, la cual es transportada con ayuda de un flujo de gas a través de la columna de un cromatógrafo.

Debido a sus particularidades, la cromatografía de gases es una de las técnicas más utilizadas para detectar la pureza del gas natural. Sin embargo, a diferencia de otros tipos de cromatografías, este método tiende a presentar limitaciones ante los cambios de temperatura o sustancias poco volátiles.

⇨ Cromatografía de columna

La cromatografía de columna se utiliza para obtener compuestos químicos puros a nivel de microgramos y kilogramos, los cuales se distribuyen en columnas de vidrio de entre 50 cm a 1 metro de altura y cuyo diámetro varía entre los 5  y los 50 mm.

Para llevar a cabo dicho proceso, se prepara una solución en polvo para esparcirla con cuidado dentro de la columna. Para eso, se debe crear un depósito de elución redondo o un embudo de separación con forma de tapón. Hay que tener cuidado de que no se generen burbujas de aire durante la cromatografía.

El fluido empleado para la distribución de los componentes en las columnas puede variar entre líquido y gaseoso. Y la fase estacionaria del producto se debe situar dentro de cada columna hasta lograr los mejores resultados.

⇨ Cromatografía de fluidos supercríticos

Por último, tenemos la técnica del fluido supercrítico. Se trata de un tipo de cromatografía que combina la técnica del gas y el líquido de alta resolución para proceder a la separación de todo tipo de mezclas químicas.

Entre las características de este tipo de cromatografía se encuentra el uso de equipos similares a la cromatografía de líquidos de alta resolución, los cuales difieren debido a que usan un horno termostático para controlar la temperatura de la fase móvil con precisión.

Asimismo, también se diferencia de la cromatografía de gases por el uso del aumento de la presión y la densidad de la mezcla. Por este motivo, es considerado uno de los mejores métodos de separación de partículas que existen y que toma lo mejor de ambas técnicas mencionadas anteriormente.

¿Dónde conseguir un cromatógrafo para separar una mezcla?

Cromatografo-resultados-net-interlab

Ahora que sabes cuáles son los tipos de cromatografías que puedes utilizar en tus investigaciones, es momento de conseguir un buen cromatógrafo que te ayude en tus análisis de rutina y en la optimización de resultados.

Si quieres saber qué tipos de cromatografía encajan más con tus necesidades y cuál es el mejor equipo para ti, contáctanos y te brindaremos más información al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámanos